Guia de dieta para reducir la Inflamación crónica

La inflamación  es una respuesta normal del cuerpo a lesiones e infecciones. Es un sistema de defensa que envía células inmunes y nutrientes importantes a aquellas zonas que lo requieren.

Sin embargo, en algunas ocasiones, el equilibrio natural del cuerpo se rompe y el sistema inmune cambia a un estado de alarma permanente dando lugar a la inflamación crónica.

Cómo reducir la inflamación crónica naturalmente

Reducir la inflamación crónica o conseguir un «bajo grado de inflamación sistémica«, es un proceso que se logra a través de una dieta adecuada y suplementos naturales.

Estos alimentos y suplementos no sólo servirán para tratar este desequilibrio. También tendrán efectos positivos relacionados con el incremento de las defensas contra varias enfermedades graves y el equilibrio del metabolismo, siendo este último el factor clave en la pérdida de peso.

Reducir la inflamación crónica de manera natural no tiene porque ser algo complicado.

Adelante explicaremos los enfoques más conocidos e importantes que cuentan con respaldo científico:

Hierbas y suplementos

Ácidos grasos omega 3

Se ha demostrado, que una dieta rica en ácidos grasos omega 3 (disponibles naturalmente en alimentos como el aceite de pescado y el aceite de linaza) y baja en ácidos grasos omega 6 (encontrados en alimentos como la carne roja de los productos lácteos) pueden ayudar a reducir la inflamación crónica.

Esto a la vez genera un efecto protector contra enfermedades como el cáncer de mama, la artritis, enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias.

Hierbas, suplementos y terapias

Las investigaciones preliminares sugieren que algunos tipos de hierbas pueden ayudar a reducir la inflamación crónica.

En un estudio en animales publicado en el año 2007 los científicos descubrieron que la curcumina (un compuesto que se encuentra en la sal de curry y la cúrcuma) puede reducir las citoquinas (proteínas inflamatorias).

Por otro lado, en otra investigación publicada en el 2005 los investigadores encontraron en el jengibre, propiedades antiinflamatorios más poderosas que los mismos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como la aspirina.

Otras hierbas que pueden tener efectos notables en la reducción de la inflamación crónica son:

  • Té verde
  • Jengibre
  • Cocoa y
  • Cáscaras de frutas y verduras.

Dentro de los suplementos más eficaces para reducir la inflamación crónica tenemos los probióticos.

Yoga

Según un estudio realizado en el 2010, a 50 mujeres que practicaban yoga regularmente se encontró que sus niveles de interleucina-6 (un marcador de la inflamación sistémica) estaban en un 40% más bajos que los niveles analizados en otro grupo que no practicaba yoga.

Dieta para reducir la inflamación crónica

Cuando se trata de reducir la inflamación crónica, la dieta es uno de los factores más importantes  y su estructura para reducir la inflamación es muy sencilla.

Sólo tiene que evitar los alimentos que promueven la inflamación y aumentar la cantidad de aquellos que le ayudarán a revertir dicha condición.

Alimentos que se deben evitar en la dieta

Las comidas que se consumen normalmente, en su mayoría contienen ingredientes inflamatorios como azúcar, carbohidratos procesados, grasas malas y grasas terriblemente malas como las grasas trans.

También se debe tener en cuenta que ciertas alegrías a determinados alimentos (como el gluten) son las causas más comunes relacionadas con el sobrepeso y los problemas de metabolismo

Dentro de los alimentos que más comúnmente pueden causar inflamación crónica están los alimentos alérgenos. En dicho grupo los más comunes son los lácteos, huevos, soja, maní, trigo y gluten.

El gluten merece una mención especial ya que es uno de los que afecta a la mayor cantidad de personas. Este se encuentra en la avena, el trigo, la cebada, y el centeno.

Alimentos que se deben incluir en la dieta

Un alto consumo de frutas y vegetales proporcionarán los índices adecuados de fitonutrientes que ayudan a reducir la inflamación crónica.

También es muy importante considerar el consumo de alimentos reales, con bajo índice glucémico.

Existen varios estudios que demuestran que las calorías en forma de comida rápida,  crean mucho más estrés oxidativo que la misma cantidad de calorías en forma de frutas y verduras.

Recuerde esto: El secreto para bajar de peso y mantenerse así de manera permanente, no es la cantidad de calorías que usted consume sino su calidad.

Una dieta alta en fitonutrientes con bajo índice glucémico es la receta mágica que reparara su metabolismo y reduce su Inflamación.

Entonces, la pérdida de peso vendrá por defecto…¡

Factores adicionales a tener en cuenta

Otras cosas que pueden ayudarle a reducir la inflamación crónica de manera efectiva es dejar de fumar, limitar el exceso de alcohol, ejercitarse con regularidad y dormir lo suficiente.

Por ultimo…

La inflamación crónica es diferente a la inflamación aguda.

Esta última es una respuesta natural del cuerpo contra procesos infecciosos, sustancias extrañas en nuestro organismo, heridas y lesiones.

La inflamación crónica es altamente nociva para el cuerpo, que muy a menudo es el resultado de un estilo de vida con mucho estrés, mala alimentación, y se produce cuando el sistema inmunológico libera continuamente sustancias químicas inflamatorias aun cuando ninguna amenaza está presente.

Al reducir la inflamación usted no sólo facilitará el camino para bajar de peso, también aumentará su protección contra algunas enfermedades graves como:

  • De tipo cardiovascular
  • Cáncer
  • Diabetes
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Asma
  • Síndrome del intestino irritable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies